domingo, 9 de julio de 2017

Tiempo de cerezas


Hay personas que se cruzan en nuestro camino y en milésimas de segundo invaden nuestro espacio, nuestra intimidad y nuestra vida. Se acomodan fácilmente y crean vínculos emocionales en cuestión de minutos. Algunos dirían que son emocionalmente dependientes, es posible. Son capaces de hablar con cualquier desconocido y acabar en un bar tomando café. Confían en todos hasta que se demuestra lo contrario y aún así, si creen que vale la pena, confian. Tienen una capacidad infinita para perdonar y superinfinita para olvidar si es de aquellos a quien aman. Capaces de dar una, dos, tres... infinitas segundas oportunidades a algo o alguien si les importa lo suficiente, si lo quieren con ganas. Capaces de reír, llorar y volver a reir en una misma frase. De transitar del buen rollo al enfado en un pim pam. De usar la ironía con ellas mismas. De creer en las personas y en su capacidad para el cambio, en el beneficio de la duda. Son capaces de hablar del tiempo mientras hacen el amor. De decirte no te vayas mirándote a los ojos. Capaces de besar durante horas. De hacer algo aún sabiendo que dolerá porque odian el "si hubiese...".
Capaces de amar.



Yo soy una de ellas.



jueves, 6 de julio de 2017




Mi cuerpo desnudo muestra las cicatrices de esa nueva vida que creó, las estrías de una vida anterior que ya pasó y las imperfecciones que va dejando el paso del tiempo. Sus marcas no mienten.
Leer cada surco, descifrar cada línea no es tarea fácil. No se lo recomiendo a cualquiera, me conozco.
No soy chica fácil, tenlo por seguro.
Pocas personas pueden apreciar todo esto porque pocas veces he dejado mi puerta abierta.
Para ti, aún sabiendo que no vas a cogerla, aquí dejo la llave.



domingo, 2 de julio de 2017

Códigos



No quiero saber cómo llegaste hasta mí, ni porqué, ni cuando.
No quiero saber dónde duermes cada noche, ni con quién.
No quiero saber si lo que cuentas es verdad o mentira.
Lo que quiero saber es si tú, ese que decía quería jugar pero que sus códigos le hacen dudar en si lanza o no los dados, decide si quiere o no otro polvo.

domingo, 25 de junio de 2017

Listen my silence



La primera vez que te vi no pensé que serías tan importante para mí. A día de hoy eres irreemplazable.

Te llamo y ya lo sabes. Eres capaz de escuchar mi silencio.
Y entonces hablas, hablas y hablas. Empiezas por el documental de leones y sus innumerables cópulas, y no sé cómo, de repente, estás hablando de política, de arañas de patas afiladas y de aves de corral con sangre real. Tú lo llamas hilar muy fino.
Me hablas sin tapujos, sin rodeos, a veces es muy duro oír lo que uno ya sabe.

Tu sinceridad, cualidad que muchos rechazan, es por la que yo te quiero tanto. Y lo sabes...

No cambies nunca my Prince.

domingo, 18 de junio de 2017

Ironía vs sarcasmo



El otro día, durante una conversación algo tirante, alguien uso el sarcasmo para hacer mención a mi falta de recuerdos.
 Doña Memoria me llamó.
 Sarcasmo en su estado mas puro.
 Ironía dijo, nada más.  

Todo porque desde 'aquello' no hay un antes, pero si un después.
Ahora archivo cada dato, cada palabra, cada imagen y sensación, y las guardo como si no hubiese un mañana.

Archivo sin orden alguno e intento desechar lo dañino, pero no siempre se puede. Aquí un ejemplo.

Reservo los mejores asientos para lo que yo considero imprescindible. Porque nuestros recuerdos nos definen.

Un beso cálido, húmedo, amargo, de reencuentro o despedida. Una mirada dulce, picara o de complicidad. La suya, llena de odio. Un simple gesto. Tu olor, que no el suyo. Un número, un teléfono, tu número de pie, la matrícula de aquel coche o de la solitaria moto del parking, el código postal. Un sonido, una canción, una voz, la tuya, que no la suya. Hoy suena dudosa, mañana decidida, pasado ya se verá. Cada abrazo de buenos días, de te echaba de menos, de vuelve pronto.
 Todo queda grabado.

Durante unas milésimas de segundo pensé hacerle ver la gran diferencia que hay entre ser irónico y ser sarcástico. Ni lo intenté. Tampoco era el momento. Pero quién sabe, quizás me lea.

Por si acaso, aqui se lo dejo.

ironía
Del lat. ironīa, y este del gr. εἰρωνείαeirōneía.
1. f. Burla fina y disimulada.
2. f. Tono burlón con que se expresa ironía.
3. f. Expresión que da a en tender algo contrario o diferente de lo que se dice, generalmente como burla disimulada.

sarcasmo
Del lat. tardío sarcasmus, y este del gr. σαρκασμός sarkasmós.
1. m. Burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo.
2. m. Ret. Empleo de la ironía o burla del sarcasmo con fines expresivos.

miércoles, 14 de junio de 2017

Pienso, digo, hago.


La objetivo está claro: Que lo que pienso, lo que digo y lo que hago sean lo mismo. O al menos se asemejen.

¿Cómo? Basicamente diciendo lo que quiero, y diciendo que no si no lo quiero. Cambiando de opinión y pasando del blanco al negro porque si, porque me da la gana y porque yo lo valgo. Dejando de pensar que los demás lo saben todo, de dar por sentadas las cosas. Preguntando.

Si quiero un beso, un abrazo, tiempo, espacio, sexo, lo pido. Se terminó el 'me da igual' si se que no lo quiero.

Pero ojo, es peligroso porque corremos el riesgo de que nos digan que no. Pero lo acepto.
Se acabó el darle vueltas a las cosas, el intentar adivinar porque desapareciste y porque de repente has vuelto, se acabo el lanzar indirectas al vacío, el imaginar, el preguntar a otros por ti. Se acabo el esperar a que tu llames.

Si quieres algo dímelo, yo si lo quiero.


martes, 13 de junio de 2017

Pedazos



A todos nos han hecho pedazos alguna vez.
Lo que hacemos con los trozos ya es cosa nuestra.
Podemos recogerlos todos, elegir unos poco o quizás ninguno.
Podemos pegarlos de nuevo. A veces con tal de unirlos usamos cemento.
Yo he decidido dejar mis grietas al aire para que el agua del mar las vaya puliendo, hasta que no pinchen, hasta que no hieran, ni a mi ni a nadie.
Solo entonces abriré la puerta, guardaré  silencio y dejaré que los Vientos del Sur me acaricien de nuevo. 
Hace años lo habría llamado egoísmo, hoy es supervivencia.


Tiempo de cerezas

Hay personas que se cruzan en nuestro camino y en milésimas de segundo invaden nuestro espacio, nuestra intimidad y nuestra vida. Se acomod...